fbpx
Volver al listado

Índigo – octubre, 2018

Cuando se piensa en comprar piezas de arte, gastar miles de pesos es la primer idea que viene a la mente. Pero ya no más. Desde que se inauguró Casa Equis, cualquier persona interesada en conseguir un retrato o una pintura, puede hacerlo a un costo menor al de las galerías reconocidas.

Diego Beyró y Carleti López, responsables de Casa Equis, serán quienes te abrirán la puerta de su hogar, en Doctor González Martínez, Santa María la Ribera, para invitarte a que te sumerjas entre las piezas que tantos artistas han dejado al cruzar por el mismo lugar.

“Casa Equis es un espacio de arte independiente que empezó este año. Tenemos una residencia que ofrecemos de manera gratuita para que los artistas puedan utilizar el lugar como espacio de trabajo, y luego puedan mostrar qué es lo que hicieron en una exposición individual”, cuenta Diego en uno de los cuartos de Casa Equis, donde, en un escritorio frente a él, una mujer posa desnuda con una cocina de fondo, un dibujo que nació de las manos del propio Beyró.

Diego explica a Reporte Índigo que en el espacio, además de las exposiciones, una vez al mes él y su colega Carleti sacan las piezas que obtuvieron de otros artistas y crean un mercado con el objetivo de que cualquier persona tenga la accesibilidad y el interés por consumir arte.

Aunque ambos artistas exponen las piezas originales, Beyró y Carleti decidieron hacer copias de las obras para que el público las adquiera a un precio aún menor, pero sin perder la esencia de la persona que lo creo en un principio.

“Parece que (las piezas) sólo se venden en galerías quizás a precios inaccesibles. Hay gente que está empezando o que tiene una obra más económica que no venden, entonces nosotros (impulsamos eso), que seas artista y puedas decir que vives del arte, aunque decir que vives de ello es un poco fuerte porque es muy difícil”, comenta Carleti López, pintor español.

Adiós a la frialdad de las galerías: 

Al entrar a Casa Equis, un aire familiar golpea a los visitantes. Además de ser un departamento, es un hogar que resguarda y expone piezas en la mayoría de sus paredes o sobre sus pisos, haciendo que las personas no dejen de voltear a todas partes.

“El nombre tiene esta idea de ser más relajado, o también un poco anónimo, como decir que puede ser tu casa, que puede ser la casa de cualquiera, siendo que es dentro de una vivienda, y justamente en contra de la frialdad de las galerías de arte.

“Somos un espacio cálido, más cercano, que da la bienvenida como si fuera un hogar y no como si fuera un espacio frío donde hay que hablar bajito”, confiesa Diego, sentado en una de las habitaciones más coloridas de Casa Equis, donde un centenar de plantas rodean un ventanal.

México, el lugar perfecto para el arte:

Carleti y Diego tienen algo similar: son artistas extranjeros que decidieron venir a México para seguir exprensándose a través de sus grandes pasiones.

“Yo estoy súper convencido de que ahorita México está en un muy buen momento. Están surgiendo muchas cosas y hay artistas haciendo cosas muy buenas. México es un punto de referencia internacional”, declara el pintor, quien admite que en España no hay muchas posiblidades de poder vivir de lo que se hace.

Por su parte, Diego admite que México es un muy buen lugar para ver arte porque hay exposiciones increíbles. Asegura que como parte de la escena emergente, este país, por una su riqueza propia y por su conexión con Estados Unidos, hace que haya mucho movimiento internacional y muchas más oportunidades laborales.

Link a la nota.

Contacto

Si eres artista y te gustaría ser parte de Casa Equis, envíanos tu portafolio a:

Si necesitas asesoría con tu compra o quieres comenzar una colección escríbenos a:

Abrir chat