fbpx

Un vacío ceñido con las manos – Mariana Paniagua

Arroja ya el vacío que ciñes con tus brazos
al vacío el viento que respiras.
Tal vez las aves en su vuelo íntimo
sientan en toda su amplitud el aire

Rilke 

 

Un vacío ceñido con las manos es el intento fallido de delimitar algo que no puede ser totalmente definido o nombrado.

El proceso con los materiales, en el que se borran los intentos de circunscribir esa indefinición, es una posibilidad que no termina de ser. Es, también, una analogía con el acto vital de errar, repetido cíclicamente, en el que se vuelve siempre al punto inicial. Una piedra cuesta abajo infinitas veces.

En dicho proceso plástico, existe una dialéctica del escribir-borrar, romper-pegar, pintar-quitar capas, un camino en el que Mariana vuelve siempre sobre sus pasos, hasta encontrarse de nuevo frente a una hoja en blanco, que ha sido deshecha y reconstruida en muchos puntos del desarrollo de la pieza.

El blanco intenta ocultar esas huellas. Capas de tiempo presentes, pero no expuestas a simple vista.

Los espacios vacíos son numerados como si fuesen pruebas —que nos guían a encontrarnos frente a esta imposibilidad—, aludiendo a los métodos de aquellas disciplinas —como, por ejemplo, la arqueología— que dotan de estructura a las cosas, que nombran y clasifican, que tejen sistemas.

El recurso de numerar los vacíos es una imagen que busca situarnos frente a una acumulación de cajas vacías.

Mariana Paniagua: ig @marimarianela, www.marianapaniagua.carbonmade.com

 

Contacto

Si eres artista y te gustaría ser parte de Casa Equis, envíanos tu portafolio a:

Si necesitas asesoría con tu compra o quieres comenzar una colección escríbenos a:

Abrir chat